Qué es un vision board y por qué necesitas uno

The Venus Society
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter

Sabías que aproximadamente el 80% de los pensamientos que tienes a diario son los mismos que tuviste el día anterior? Se dice rápido, pero piensa en algo: ¿Cómo puedes cambiar tu vida si sigues pensando y por ende, haciendo las mismas cosas todos los días? Hmmm. Exacto. Tener un vision board te puede ayudar a que poco a poco vayas transformando tu mentalidad y así, logres atraer TODO AQUELLO QUE DESEAS.

Alguna vez alguien dijo que somos lo que pensamos y está en lo cierto. Yo creo que la mayoría de las personas aún no alcanzamos a dimensionar lo poderosa que es la mente y cómo ésta define en lo que llega a convertirse nuestra vida. Cada minuto que pasa, tu cuerpo está reaccionando físicamente, LITERALMENTE CAMBIANDO, en respuesta a todas esas cosas que corren por tu cabeza.

A medida que un pensamiento viaja a través de tu cerebro, las neuronas se juntan unas con otras basadas en la información que manejan, y esos patrones de actividad neural que se van formando, van cambiando la estructura neuronal de tu cerebro y por ende, moldeando quién eres.

Las conexiones entre las neuronas que experimentan más actividad se vuelven cada vez más fuertes, más sensibles y comienzan a construir receptores. Ahora bien, si siempre estamos pensando en lo mismo, difícilmente se van a romper estos enlaces. Por el contrario, lo único que hacemos es programar nuestra mente y células para recibir más de lo mismo en el futuro.

En teoría, esto es buenísimo si nuestra mente está en sintonía con nuestras metas y objetivos. Pero si en cambio nuestros pensamientos nos empujan hacia otro lado, estamos en problemas. 

Básicamente, la mentalidad de una persona representa esa diferencia entre aquellos que tienen éxito y los que no. Por eso, si te tomas en serio el ser exitosa en cualquier área de tu vida, debes aprender a dominar la tuya adoptando prácticas de pensamiento positivo como la atención plena, la gratitud, las afirmaciones y por supuesto, un vision board.

Qué es exactamente un Vision Board 

Un vision board o tablero de visualización, no es más que una herramienta que puede ayudarte a mantener la mentalidad correcta en relación a tus metas. Este tablero representa un objetivo, un propósito en concreto y la idea es usarlo para enfocar tu energía en conseguirlos.

Muchas personas creen que funciona gracias a la ley de la atracción. Para mí, tener un tablero de visualización funciona simplemente porque nos ayuda a mantener una mentalidad positiva, enfocándonos en nuestros deseos, especialmente durante esos días difíciles en los que olvidamos quiénes somos y hacia donde queremos llegar.

Cómo hacer un vision board

1. Pregunta

Para empezar a hacer tu tablero debes empezar por preguntarte qué es lo que realmente quieres. Es una gran pregunta, lo sé. Quizá sea una de las más difíciles en la vida, pero es necesaria. Algunas categorías para reflexionar son tus finanzas, carrera, bienestar emocional, viajes, bienes materiales, educación, salud, etc. 

2. Crea

Una vez tengas claro que es lo que quieres atraer, busca y recorta imágenes que lo representen: una casa propia, un coche nuevo, o una mejor relación con tu madre, por ponerte un ejemplo, (no tiene que ser sólo cosas materiales) y pégalas en un trozo de tabla de corcho o cartulina. Llena tu tablero con cositas que te inspiren y que abarquen cómo quieres sentirte. Recuerda que el objetivo del tablero de visión es recordarte constantemente lo que quieres atraer en tu vida, así que no seas tímida y llénalo con gran detalle.

3. Afirma

Una parte importante de cualquier vision board es la afirmación. Comienza a hacer afirmaciones que le digan al mundo —pero sobre todo a ti misma—quién eres y qué cosas eres capaz de alcanzar. Usa frases positivas como “Me lo merezco” o “Sé que puedo lograrlo”.

4. Enfócate

Para mantenerte enfocada en tus metas, debes tener tus objetivos a la vista. Por eso, coloca tu vision board en un lugar donde lo puedas ver todos los días. De lo que esto se trata es de hacer que tu visión esté presente en tu día a día y así puedas avanzar hacia tus objetivos.

Claro, esto no sucederá de la noche a la mañana, pero lo cierto es que si mantienes tus ojos en la meta, muy seguramente vas a ir encontrando pequeñas formas de acercarte a ella. Sin embargo, hacer un collage y luego sentarse a esperar que las cosas cambien por sí solas, es una fantasía. Si creas un vision board, míralo a diario y visualízalo como una realidad. De este modo, estarás llevando imágenes a tu subconsciente y prepararás tu cerebro para aprovechar las oportunidades quede otro modo, podrías haber pasado por alto.

Por último, agrega algo que hacer cada día —no importa cuán pequeño sea—para avanzar hacia tu meta. Esto, sin duda alguna, es esa parte esencial que transformará tu tablero de visualizaciones en una realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *